9 mar. 2011

Adoptar un Animal Abandonado

Este tejado abierto es insuficiente cuando llueve

Un animal de compañía es algo que nos alegra la existencia, sobre todo si hay niños en casa. Las mascotas por excelencia son los perros y los gatos, y seguro que la mayoría de vosotros ha tenido alguno en casa a lo largo de su vida. A menudo surgen dudas sobre qué raza es la más pacífica, la más bonita o la más inteligente. Eso hace que nos volvamos muy meticulosos y optemos por la compra a precios astronómicos de un animal de criadero, puro pedegree. ¿Realmente es necesario gastar tanto dinero por una mascota predestinada a vivir bien, cuando hay tantas que lo estan pasando mal? Desde aquí os animamos a adoptar una mascota en un centro de acogida de los muchos que hay en el Estado. Cada ciudad grande tiene uno, y puedes informarte del más cercano a través de este listado de protectoras españolas.

Sin embargo, hay algunos más necesitados que otros. Y es que la mayoría de centros y sus voluntarios viven por y para ayudar a las mascotas, tratándolas con mimo y velando por su bienestar. Pero una polémica alrededor del CAAC, el Centro de Acogida de Animales de Compañía de Barcelona, está dejando en mal lugar a un colectivo que no merece tal fama. Nos atrevemos a decir que lo que sucede en dicho lugar es una auténtica vergüenza, tal y como llevan denunciando desde hace años muchos voluntarios, asociaciones y protectoras de animales de Cataluña.


Resulta que este centro está hecho un asco. Las instalaciones están dejadas, las jaulas son pequeñas y oxidadas, y, para más inri, los animales nisiquiera disponen de un tejado digno en caso de lluvia. Algunos voluntarios denuncian que han visto animales sangrar durante días sin que les atienda ningún veterinario. A todo ello se suma el sacrificio de animales que quizás no merecen tal destino, tal y como se lleva denunciando durante años. El último, Zeus, un cachorro al que se le provocó la muerte por agresivo, cuando etólogos y expertos aseguraban que estaba a tiempo de ser reeducado y cuando incluso ya tenía un adoptante, concretamente un experto educador canino. Alrededor de este perro se ha creado un grupo de Facebook con mas de 2.000 miembros, y varios más denunciando la realidad del CAAC. A su vez, diarios como El País ya se han hecho eco de las circunstancias en las que se encuentra el centro.

Desde la sociedad civil, plenamente movilizada, se han enviado cartas a la Administración y siempre se ha recibido una misma respuesta. Teóricamente, hay prevista la construcción de un nuevo centro para el 2013. Una promesa que lleva años en boca de los políticos. De hecho, esto es lo que podemos leer en una noticia del diario 20 Minutos de mayo del 2006: “Mayol ha anunciado que su departamento presentará en breve la ampliación y las nuevas instalaciones del Centre d’Acollida d’Animals de Companyia. Las protectoras lo criticaron: «dice lo mismo que hace tres años»”. Imma Mayol es regidora de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Barcelona y, como vemos, lleva años repitiendo lo mismo. De momento, pero, sólo se ha presentado el posible emplazamiento. Ni planos, ni nada que haga pensar que realmente es un proyecto en marcha.

Así pues, la situación no es muy optimista. Eso hace que, si ya es importante adoptar animales abandonados cuando viven en condiciones óptimas en centros óptimos (también los hay), imaginaos lo esencial que es cuando estan viviendo en lugares como el CAAC. Y ya que quien ostenta el poder no hace nada para mejorar sus vidas, pongamos nuestro grano de arena. Ya sea a través del voluntariado, ya sea adoptando una de estas mascotas. Su felicidad nos hará felices y su amor, un poquito más humanos.

No hay comentarios: