3 feb. 2012

Contaminación en el Mar

El hombre ha contaminado siempre. Desde la era neolítica hasta nuestros días. Lentamente, sin embargo, ha ido tomando conciencia de esta contaminación, descubriendo que la capacidad de dilución y recepción de los océanos no es ilimitada y que es necesario modificar sus costumbres si pretende preservarlos y mantenerlos como fuente de recursos y como lugar de esparcimiento.
Así, ha aprendido que la contaminación marina puede afectar a todos por igual, que no tiene fronteras, que puede extenderse a todas las regiones del planeta, que puede afectar a países en desarrollo y países desarrollados por igual y que todos, cual más cual menos, contribuyen a ella.
Ha aprendido que es un problema global, interdisciplinario, que abarca aspectos económicos, ecológicos, técnicos, políticos y jurídicos. Ha aprendido en fin, que la contaminación es un problema que nos atañe a todos, que es un problema de la humanidad.

El planeta océano

Como se sabe, la superficie de nuestro planeta está constituida por un 71 % de agua. Los primeros astronautas informaron que desde el espacio la Tierra se veía de un color azul, primando el tono natural de los océanos que rodean la relativamente escasa superficie terrestre. De allí que a la Tierra se la conozca como el planeta océano o también, como el planeta azul.
   Los océanos tienen una importancia vital para la vida en la tierra. No sólo porque sirven de vías de comunicación entre los pueblos y nos entregan una importante cuota de la alimentación para la humanidad sino también porque constituyen en sí, un elemento fundamental en el llamado "ciclo de la vida". Este ciclo, que todos conocemos, se inicia con la evaporación del agua de los mares, transformándola en nubes, las cuales a su vez, dan origen a las lluvias que caen sobre la tierra y regresan a través de ríos y entre montañas, nuevamente a los océanos.
   Esa es la principal razón que tenemos para cuidar nuestros océanos y preservarlos lo más limpio posible, evitando que se contaminen y transformen en masas de agua sin oxígeno, sin vida, como ya ocurre lamentablemente en muchas áreas del planeta.
Toda la vida depende de la circulación global del agua; sin agua no hay vida en la Tierra.

Principales fuentes de contaminación marina

Tres son las principales fuentes de contaminación marina:

- Los hidrocarburos,
- Los residuos de origen industrial ,
- Los residuos de origen doméstico.

      La contaminación por hidrocarburos tiene su origen principalmente en el transporte, las actividades costa afuera y los insumos atmosféricos y terrestres vertidos a través de drenajes.
      La contaminación proveniente de la industria tiene su origen en los metales pesados, hidrocarburos vertidos por la industria, desechos de origen químico, desechos mineros y escapes radiactivos.
      Por último, la contaminación originada por descargas domésticas puede provenir de fuentes terrestres o desde buques y plataformas costa afuera.

No hay comentarios: