20 jul. 2013

¿El Riachuelo, una causa perdida?


“Turbio fondeadero donde van a recalar,
barcos que en el muelle para siempre han de quedar…
Sombras que se alargan en la noche del dolor;
náufragos del mundo que han perdido el corazón…
Puentes y cordajes donde el viento viene a aullar,
barcos carboneros que jamás han de zarpar…
Torvo cementerio de las naves que al morir,
sueñan sin embargo que hacia el mar han de partir…”

Qué escribir cuando se cumplen cinco años de una sentencia judicial que ordenó limpiar uno de los ríos más contaminados de América del Sur. Saben que el periodismo de efemérides no me gusta pero no puedo evitar referirme a ese río que alguna vez fue río. Y elegí el primer párrafo del tango Niebla del Riachuelo para referirme al tema que parece no tener solución.

Al menos, como venimos diciendo en este espacio, la causa por el saneamiento está cuasi detenida desde el año pasado después de que el affaire que tiene como protagonista al juez federal Luis Armella dejara el caso sin dirección. Las relocalizaciones, todas con fechas establecidas sumadas a las recomposiciones ambientales y reconversiones industriales marchan muy lentamente.

Ni qué hablar de los exámenes médicos de la población y del diagnóstico de los millones de pobladores que diariamente inhalan podredumbre y contaminación. Pasaron ya cinco años desde que la Corte volvió a poner al Riachuelo como causa nacional. Por supuestos, la contaminación es centenaria. Sin embargo, aquel hito permitió engendrar un viso de esperanza de algún cambio. Cambio que hoy aparece más lejano.

Info: http://blogs.lanacion.com.ar/ecologico/ 

En Argentina puede pasar cualquier cosa, pero lamentablemente mientras no haya voliuntad política el Riachuelo será una causa perdida.. no puede ser que todos los temas medioambientales terminen judicializados ya sea por la inacción del Estado o directamente porque algunos Gobernadores y el Oficialismo priorizan las ganacias económicas por encima del Planeta, de la Vida y de los Ciudadanos argentinos. por ej con la minería, las pasteras u los cinco millones de personas que habitan a la vera del Riachuelo en medio de basurales y la contaminación.
Aqui hay leyes medioambientales, DDHH y un sinfin de cosas más pero...

¿Quién las hace cumplir?

Cabe recordar que hace 5 años la Corte Suprema ordenó la limpieza y restauración de la cuenca del Riachuelo gracias a que una Ciduadana demandó al Estado en el caso que se conoce como "Fallo Mendoza" y no fue precisamente por la acción de Estado Argetino y el Gobierno que continúan en deuda con los 5 ,millones de Ciudadanos del Riachuelo y con toda la Sociedad Argentina.

Sólo hay dos clases de Gobernantes posibles, los que gobiernan para el poder y el dinero o los que gobiernan para la gente

1 comentario:

Linda Starr dijo...

sadly we have rulers for power here in the US now instead of for the people, good you have some clean up to the river.